Saltear al contenido principal
¿Qué Novedades Presenta El Nuevo Código Técnico De Edificación?

¿Qué novedades presenta el nuevo Código Técnico de Edificación?

El sector de la construcción en Europa representa cerca del 40% del consumo energético total, un tercio del consumo de agua, otra tercera parte de los residuos generados y produce un 35% de las emisiones de efecto invernadero. La directiva 2010/31/UE (DEEE) busca la optimización de la eficiencia energética de los edificios mediante la reducción de emisiones de efecto invernadero en un 20%, un ahorro del 20% en el consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética o la promoción de las energías renovables también hasta en un 20%. Para ajustarse a la directiva se han impulsado modificaciones del Código Técnico de Edificación (CTE) español que entraron en vigor para todos los edificios públicos el 31 de diciembre de 2018 y para el resto de construcciones el 31 de diciembre de 2020.

Uno de los aspectos destacados es que el nuevo Código incluye un Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE) renovado que obliga a cambiar algunos conceptos de construcción a fin de lograr los estándares de eficiencia y ahorro que se demandan actualmente a nivel europeo. El nuevo documento revisa las exigencias reglamentarias para que los edificios nuevos y existentes reduzcan su consumo energético, aumenten la calidad de la edificación en general y de sus instalaciones e incorporen energías renovables.

Entre las distintas modificaciones destaca que el documento actualiza la definición de Edificio de Consumo de Energía Casi Nulo. Se elimina también la obligatoriedad de utilizar fuentes de energía renovable concretas, tales como la solar térmica o la solar fotovoltaica. De esta manera, se abre el abanico de opciones para utilizar otro tipo de tecnologías. Entra en juego además un nuevo parámetro: el coeficiente global límite de transmisión de calor a través de la envolvente térmica (k), el cual fija valores de transmitancia térmica de la envolvente, control solar y permeabilidad al aire. Se exigirán valores K tanto para edificios de nueva construcción como para rehabilitación.

Volver arriba