Saltear al contenido principal
Las Nuevas Construcciones Deberán Cumplir Requisitos De Eficiencia Energética Más Exigentes

Las nuevas construcciones deberán cumplir requisitos de eficiencia energética más exigentes

Este mes de diciembre el Gobierno aprobó una modificación del Código Técnico de Edificación que condicionará determinante las próximas construcciones en España. El cambio se realizará mediante un decreto que se publicará próximamente en el BOE.

 

Este nuevo reglamento tiene como objetivo reducir el 40% de consumo de energía que producen los edificios, además de alinearse a las iniciativas legislativas respecto al ahorro de energía y a las energías procedentes de fuentes renovables. Este decreto se aprobó después de un estricto proceso de audiencia, información pública y participación de los sectores pertinentes.

 

El Consejo General de la Arquitectura Técnica (CGATE) ha expresado que la rebaja de la energía primaria no renovable que consumen los edificios debe ser una prioridad. Este concepto se refiere la energía no renovable que puede consumir al año un edificio para abastecer calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

 

Es un reto ambicioso, pues se establece un requisito de consumo más bajo, con la alta posibilidad de que en algunas zonas se deban poner bombas de calor. Así pues, la nueva norma describe las prestaciones que un edificio debe ofrecer en materia energética y que repercutirán en las soluciones técnicas que se adopten al construir. Desde el CGATE también se apunta que estos cambios precisarán un periodo de adaptación de alrededor seis meses.

 

Hasta mediados de 2020, según estas previsiones, no se empezarán a solicitar permisos de edificación conforme a la nueva normativa. Hasta 2022, entonces, no llegarán al mercado las primeras edificaciones que cumplirán con el ahorro energético decretado.

 

Asimismo, cabe señalar que se ha incorporado otra modificación añadiendo una sección al Documento Básico de Salubridad, que establece normas de seguridad básicas para la protección de peligros derivados a la exposición a radiaciones ionizantes. En concreto, se trata de medidas de impermeabilización para garantizar el aislamiento del gas radón en los edificios.

Volver arriba