Saltear al contenido principal
La Vivienda Tras El Covid: Rehabilitación Y Nueva Construcción

La vivienda tras el Covid: rehabilitación y nueva construcción

A lo largo de estos últimos meses se ha abierto un interesante debate acerca de cómo será la vivienda tras el Covid. No es para menos, la situación vivida ha cambiado nuestros hábitos y, por tanto, las características que queremos que tengan nuestras viviendas: espacios más flexibles y en contacto con el exterior (terrazas, jardines, patios… ). De hecho, estas son las características que están generando más demanda entre aquellos que desean cambiar de vivienda. Una tendencia que contrasta con la preferencia de estos últimos años, de ganar metros hacia el interior. Respecto a la ubicación ha habido otro cambio que está ganando peso: vivir en zonas limítrofes de las grandes ciudades. Pero, ¿cómo se prevé que serán las viviendas de nueva construcción?. Y las ya construidas ¿cómo se adaptarán a las nuevas necesidades?

Rehabilitar para mejorar la calidad de vida

La rehabilitación abarca todas las actividades constructivas necesarias para el mantenimiento y mejora de las instalaciones, la seguridad en la construcción, la eficiencia y ahorro energético, la habitabilidad de las zonas comunes en edificios y viviendas y la accesibilidad. El confinamiento ha puesto en evidencia la necesidad de mejorar y corregir las viviendas, tanto las más antiguas como las recién construidas. Y es que muchas de ellas carecen de elementos tan valorados actualmente como la luz natural, espacios diáfanos y flexibles, terrazas y balcones o una ventilación adecuada. Elementos que indudablemente condicionan la calidad del ambiente interior de nuestras casas.
 
Una buena calidad de vida pasa por un buen espacio en el que desarrollar nuestras vidas. Es por esto que el trabajo del arquitecto técnico, va más allá de abordar las cuestiones técnicas que requiere toda obra. Atender a aquellos aspectos más humanos hará que cualquier intervención, por pequeña que sea, ayude a mejorar la calidad de vida de las personas. Es por esto que, conscientes de ello, recientemente muchos propietarios, han iniciado los trámites para renovar y mejorar sus viviendas. Hecho que se ve reflejado en el último informe sobre el estado del sector de la reforma elaborado por habitissimo. El informe concluye que, durante el mes de julio, las peticiones para la mejora del hogar han aumentado en un 48%, respecto el mismo periodo en el año anterior. Así mismo, si lo comparamos con el mes de junio de 2020, el incremento ha sido de un 6%.

Edificios y viviendas de nueva construcción

Construir edificios más saludables y sostenibles será clave, tal y como meses atrás y antes de toda esta situación ya vaticinaba la Guía Edificios y salud. 7 Llaves para un edificio saludable desarrollada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. El diseño de los nuevos edificios buscará más luz y una mayor conexión con el exterior. Por lo que balcones, terrazas, patios y grandes ventanales adquirirán gran protagonismo en cualquiera de sus formas, ofreciendo una buena iluminación natural, así como un espacio privado abierto y soleado.
 
Los materiales y sistemas constructivos adquirirán nuevas formas. La creciente concienciación por el medio ambiente y el compromiso de los fabricantes por utilizar materiales más sostenibles ha fomentado que, durante los últimos años, universidades y empresas se hayan esforzado en diseñar nuevos materiales de construcción adaptados a las nuevas necesidades de los edificios. Toda esta situación no ha hecho más que acelerar y dar forma a procesos que habían empezado a cambiar, abriendo un camino hacia la construcción de edificios más eficientes, sostenibles baratos y resistentes. La flexibilidad de los espacios privados y públicos será otro de los grandes cambios.
 
Un interesante modelo que se ajusta perfectamente a estos nuevos criterios de construcción y aplicable a todo el mundo es el proyecto “la ciudad autosuficiente” del arquitecto español Vicente Guallart. Contemplado para abordar el crecimiento urbano de la ciudad de Xiong’an, cerca de Pekín, se trata de un modelo que fija todo lo necesario para que en solo cuatro manzanas, sus habitantes puedan vivir, trabajar y descansar. El conjunto, además, está pensado para generar alimentos, energía y también objetos de uso diario a partir de una mini industria digital. Por lo que está preparado para poder dar una respuesta adecuada en caso de crisis sanitaria, energética o alimentaria.
 
El arquitecto técnico, como profesional del sector de la construcción, tendrá un papel imprescindible en la rehabilitación y construcción de nuevas viviendas que den respuestas a los desafíos que ya tenemos como sociedad. Forjando así el importante camino hacia una ciudad más sostenible. La situación vivida en los últimos meses ha acelerado un cambio que ya había empezado, pero que ahora más que nunca es necesario. Estudiar arquitectura técnica, por tanto, es una apuesta de futuro que te permitirá ejercer una profesión en constante evolución y con múltiples salidas profesionales que de una forma u otra, contribuirán de forma activa en el gran reto que supone y supondrá dar forma a las ciudades del futuro.

Volver arriba