Saltear al contenido principal
¿En Qué Punto Se Encuentra La Tecnología De Construcción Con Impresión 3D?

¿En qué punto se encuentra la tecnología de construcción con impresión 3D?

La impresión 3D no es una amenaza para la construcción tradicional, aunque es cierto que existen procesos, como la colocación de piezas cerámicas o los bloques de hormigón por envolventes, que pueden sustituirse a corto plazo por ciertos procesos correspondientes a la impresión 3D.


La reducción logística, de tiempo y de mano de obra, la eliminación del factor humano o la posibilidad de abrirse a nuevas formas arquitectónicas son algunas de las ventajas de este tipo de construcción. No obstante, existen algunos impedimentos, carencias o retos para su desarrollo: barreras autoimpuestas en el sector para imaginar los espacios que se pueden crear, un análisis poco exhaustivo del comportamiento estructural de los nuevos elementos constructivos que se pueden generar, perfeccionar los equipos de impresión 3D para la construcción, evolucionar los materiales y las tecnologías de aplicaciones o profundizar en el comportamiento y la durabilidad de los elementos producidos.


El reto más ambicioso de la construcción 3D es abrirse espacio entre la gran variedad de proyectos y obras (materiales, sistemas constructivos, herramientas, recursos humanos, etc.) para imponerse al sistema tradicional y así transformar verdaderamente el sector.


Be More 3D, una de las empresas principales de construcción 3D en España, construyó la primera casa utilizando este sistema. La casa no se imprimió totalmente, solo los elementos envolventes. El resto de elementos se fueron ensamblando con en un sistema de construcción tradicional. Un proyecto piloto como este, de investigación y desarrollo con un objetivo práctico, es el punto de partida para la gran mayoría de empresas de este sector.


Sin embargo, en España queda mucho camino por recorrer. Más allá de proyectos pilotos, es necesario un interés mayor por parte de las grandes constructoras y promotoras para que se decidan a proyectar edificios basados en esta técnica. En ese sentido, en la actualidad, existe un amplio catálogo de dispositivos de impresión 3D con la capacidad de imprimir, como mínimo, partes de viviendas. Solo es cuestión, entonces, de seguir avanzando; de no mirar hacia atrás, sino al futuro.

Volver arriba