Saltear al contenido principal
El Perfil Profesional Del Mes: Tasador Inmobiliario

El perfil profesional del mes: tasador inmobiliario

Una tasación es la valoración de un bien, siguiendo unos criterios previamente establecidos y metodología. Las tasaciones están sujetas a una normativa legal. Las más habituales son: tasación de pisos, valoraciones de casas, tasación de fincas y tasaciones judiciales o hipotecarias. 

 

Según el objetivo para el que se desea obtener el precio de un inmueble, se puede recurrir a una valoración o a una tasación. Normalmente solicitan valoraciones o tasaciones clientes particulares, sociedades y administradores. Las diferencias entre estas dos modalidades son las siguientes:

  • Valoración:  es la obtención del valor de bienes inmuebles susceptibles de transferir su propiedad por cualquiera de los medios legales establecidos, siguiendo una metodología concreta. Normalmente se hacen valoraciones para fijar o estimar un precio de cara a libros contables, determinar un patrimonio, etc.
  • Tasación: fijar oficialmente el precio máximo o mínimo de un inmueble. Se recurre a una tasación cuando se desea obtener el valor real en el mercado, bien para utilizar el inmueble como garantía hipotecaria, para el reparto de una herencia, etc.

 

Se puede valorar o tasar cualquier tipo de propiedad inmobiliaria: viviendas (casas, chalets, pisos, etc), locales comerciales, edificios, trasteros, plazas de aparcamiento, terrenos o solares (urbanos o rústicos). Al hacer la valoración o tasación se deberá tener en cuenta diferentes aspectos que, aunque pueden variar según el tipo de propiedad, vendrían a ser los siguientes:

 

  • Superficie: metros cuadrados y distribución.
  • Estado: conservación, reformas y calidad de las reformas.
  • Ubicación: según la ubicación el precio es diferente, aunque tenga las mismas características. El tasador tiene en cuenta la situación geográfica, la proximidad a zonas de ocio o conflictivas, la cercanía de servicios básicos como colegios, centro de salud o supermercados, etc.
  • Estado del edificio: si está rehabilitado, si tiene ascensor, estado de la fachada, de las zonas comunes y de las instalaciones.
  • Orientación, ventilación y ventanas: orientación de la vivienda en función del lugar en el que se encuentra, luz natural y vistas. También se tiene en cuenta la calidad de las ventanas en cuanto a si proporcionan un buen aislamiento frente a ruidos exteriores y también como protector del frío y del calor.

Tasador inmobiliario es una de las diferentes salidas profesionales a las que podrás acceder como arquitecto técnico. En España puedes cursar los estudios en 23 universidades, las cuales ofrecen una oferta de hasta cinco grados diferentes.

Volver arriba