Saltear al contenido principal
Barcelona Transforma Antiguos Centros Penitenciarios En Nuevas Viviendas Sostenibles

Barcelona transforma antiguos centros penitenciarios en nuevas viviendas sostenibles

La rehabilitación de edificios y su transformación en espacios más eficientes energéticamente y más respetuosos con el medio ambiente es una de las claves de futuro para la sostenibilidad de las ciudades. En Barcelona se está trabajando en la transformación de las cárceles ya en desuso de La Modelo y Trinitat hacia nuevos espacios abiertos al vecindario que contengan nuevas viviendas públicas, espacios verdes, equipamientos educativos, deportivos, culturales y memoriales. Se trata de dos proyectos urbanísticos actualmente en marcha y que se enmarcan en el convenio municipal aprobado hace dos años para reordenar los centros penitenciarios de la ciudad y ganar definitivamente estos espacios para los ciudadanos.

 

En la Modelo se prevén 7 equipamientos y 150 viviendas públicas en un proyecto que prevé empezar las obras a finales de 2020. La idea es que la conservación patrimonial de los edificios no vaya en detrimento de los usos y la calidad de los equipamientos y las viviendas, que se construirán siguiendo criterios de eficiencia y sostenibilidad.

 

Por otro lado, un nuevo plan transformará más de 56.000 m2 de los alrededores de la prisión de la Trinitat Vella, en el barrio de Sant Andreu, en un espacio abierto con 452 viviendas, nuevos equipamientos, zonas de uso vecinal renovadas y más verde urbano. Por el momento, el Gobierno municipal ha iniciado las obras de reurbanización de los alrededores del centro abriendo así la primera promoción de 224 pisos. Además, serán rehabilitados unos 60 pisos muy deteriorados de la Via de Bàrcino para garantizar la seguridad, la accesibilidad y la eficiencia energética. Se trata de una prueba piloto de gestión municipal que se puede extender en el futuro a otras zonas degradadas de la ciudad.

Volver arriba